Equipo Qonto

La historia que se esconde tras la #marcaQonto

August 05, 2019 by Qonto España

Así es como empezaría cualquier artículo de blog tipo para introducir la identidad de una marca. En este caso, nos remontamos a 2016, cuando Qonto dio sus primeros pasos:

  • Empezamos con el proceso de desarrollo de la marca; fueron semanas de brainstorming con todo el equipo, para decidir cuáles iban a ser los valores de la marca: el compromiso con el cliente, nuestro valor #1, nuestro valor #2, etc.
  • Hicimos decenas de versiones de logos y tipografías potenciales (otras dos semanas).
  • Probamos todas las tipografías y logos en otras tantas reuniones con el equipo técnico y  de diseño.
  • Y… por fin, dimos con el resultado que estábamos buscando, ¡esperamos que os guste! (una semana de deliberación).

Sin embargo, había algo que no acababa de cuadrar… Steve y Alex (los cofundadores de Qonto) habían pasado gran parte de su carrera como consultores para grandes compañías (McKinsey & Co, Deloitte), creando planes estratégicos perfectamente definidos de manera teórica. Más tarde, hicieron su transición al mundo de las startups, desarrollándolas o creándolas desde cero (Smok.io). Obviamente, los «planes estratégicos perfectos» que establecían para sus clientes como consultores eran demasiado teóricos para una startup. En realidad, en las startups, las cosas nunca salen como se habían planeado en un principio.

Además, decir que tuvimos el gran lujo de permitirnos pasar semanas decidiendo nuestra estrategia de diseño sería poco realista, pues desde el principio nos centramos al 100 % en construir el mejor producto y la mejor experiencia posibles para nuestros futuros clientes. Nada más. 

Así que esta es la historia real de cómo diseñamos de la marca Qonto, sin libros de recetas o procesos que se alargan eternamente.

1. Planteamiento inicial

Estamos convencidos de que hay muchas maneras de optimizar la experiencia de los clientes de una plataforma bancaria, no solo a través de la reconstrucción de los procesos y funcionalidades del producto, sino también a través del diseño gráfico. Los bancos tradicionales no innovan en este aspecto y reutilizan la misma imagen de marca «corporativa» una y otra vez, hasta el punto de que todos los bancos parecen el mismo. Nuestro planteamiento inicial fue que la banca y las finanzas también pueden desprender belleza y estética.

Consideramos que un buen diseño era una gran ventaja frente a nuestros competidores, y por ello siempre lo tenemos en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre la empresa y el producto. No pasamos demasiado tiempo trabajando en ello, concretamente; sino que lo incluimos, de forma consistente, en todas las medidas que tomamos.

Cuando tuvimos que definir y formalizar el ADN de nuestra marca, el proceso resultó ser bastante natural (solo tuvimos que «unir los puntos») y relativamente sencillo.

2. Logotipo

Tiempo estimado: 1 día

Punto de partida

Qonto pretende reinventar la banca profesional asociando (1) la mejor tecnología, (2) la optimización de procesos, (3) un diseño elegante y (4) un mayor entendimiento del cliente. La base de la forma que le íbamos a dar a Qonto tenía que ser una representación abstracta de estos 4 pilares.

Esta forma también debía representar una especie de punto de encuentro, pues Qonto es un fintech hub (ecosistema de servicios tecnológicos para la banca), y permite que las empresas conecten su cuenta corriente Qonto con otras aplicaciones, incluyendo startups o soluciones SaaS y fintech.

La última parte de esta reflexión inicial, y seguramente la más difícil de integrar, fue que queríamos representar de alguna manera el hecho de que íbamos a crecer y a evolucionar en nuestro medio (agilidad), como empresa, a medida que nuestros clientes también crecían. Necesitábamos encontrar la forma perfecta que representase esta filosofía.

El proceso de iteración

Alexandre (cofundador) siempre dice que crear una startup es una mezcla de (1) trabajo duro, (2) ciencia, (3) arte y (4) una pizca de suerte. El número 4 era, claramente, nuestro número de la suerte…

Paso 1: El diseñador de producto de Qonto (Alessandro Stigliani, más conocido como Sandro) pasó unas cuantas horas creando varias formas que pudiesen funcionar, considerando la misión y los valores de Qonto.

Paso 2: Cuando vimos las propuestas de Sandro, tuvimos claro que necesitábamos aportar un toque amable y ligero al austero sector bancario. La forma de una flor se nos vino a la mente de forma obvia, así que redujimos nuestras opciones a las que aparecen en el siguiente moodboard

Paso 3: Uno de los componentes subyacentes de la visión de Qonto es que la banca debería ser simple, y los elementos que constituyeran nuestra marca deberían reflejar esto. Por tanto, intentamos reducir los diferentes motivos florales al menor denominador común; 4 pétalos, con una forma simple y limpia.

3. Color

Tiempo estimado: 3-4 horas

La verdadera historia

El planteamiento fue muy sencillo; queríamos un logo azul, pero era demasiado convencional; nos gustaba el verde, pero ya había sido muy usado en el sector bancario; y el rojo era demasiado fuerte. El morado se nos ocurrió de manera muy natural por su elegancia; es como el azul, pero con algo más de novedad e innovación 🚀. Más tarde supimos que el color morado suele asociarse a la creatividad, a la libertad y a la ambición, y que por tanto reflejaba a la perfección los valores de la marca Qonto.

El proceso de iteración

Paso 1: Probamos con el azul (el azul le gusta a todo el mundo).

Paso 2: Sandro empezó a trabajar en la interfaz del producto antes de definir la identidad de marca de Qonto. Utilizó el morado como color principal en las líneas de la interfaz, ya que era completamente diferente en el buen sentido; era vivo, alegre, elegante y se asociaba con las empresas tecnológicas (no tiene nada que ver con Heroku 😄).

Paso 3: Probamos diferentes tonos de morado hasta que llegamos al Morado Eléctrico (#7a69e6), y nos aseguramos de que había un color Pantone equivalente. Esto fue importante y complicado al mismo tiempo, teniendo en cuenta que no solo operamos online, sino que también tenemos productos físicos como las Mastercard Qonto.

Paso 4: A continuación, elegimos colores complementarios al morado principal. Todos comparten los mismos tonos y nos permiten romper con la monotonía de una identidad basada en un solo color, sobre todo en una interfaz.

4. Diseño

Tiempo estimado: 3-4 horas

Steve (cofundador) pasó un año en la Universidad de Tokyo en 2005/2006, estudiando procesamiento de señales. Ha estado expuesto al arte japonés y a la filosofía japonesa; a su elegancia, sofisticación y el respeto omnipresente. 

El origata (arte de envolver regalos), el origami (arte de doblar papel) y el tenugui (toallas de mano) suelen presentar diseños por los que Steve estaba obnubilado; y que enseñó al resto del equipo.

Paso 1: Sandro probó usando los diseños japoneses preferidos de Steve para nuestra marca. Hizo una selección de versiones modernizadas, con las líneas de las tendencias de diseño actuales. 

Paso 2: Intentamos que se adecuaran al ADN de Qonto. La idea central era encontrar un motivo que reforzara el aspecto tecnológico de nuestro producto y las capas API y conexiones que impulsamos, fundamento de nuestro desarrollo de producto. El diseño se iba a utilizar en varias piezas, incluyendo tarjetas (las tarjetas Qonto actuales ya no incluyen este diseño), documentos generados por la app y embalajes. Decidimos por fin adoptar la opción que mejor se adaptaba a todos los usos posibles. 

¿Qué os parece el resultado?

P. D.: Nos apetecía compartir nuestro proceso de creación interno y ser honestos con nuestros clientes. Ahora mismo todas nuestras ideas, tiempo y dinero están invertidos en construir el mejor producto y servicio. 

Puede que también te interese...